Herramientas
Registrarse Ingresar

Lubricantes Alumet

You are here: Home » Aplicaciones » Bujes y Rodamientos
Lunes, 21 Ago 2017

Lubricacion de Bujes y Rodamientos

Introduccion: 

La elección de un lubricante adecuado para bujes y rodamientos depende en si de varios parámetros a tener en cuenta y que explicaremos en forma detallada a continuación:

  • Temperatura de Trabajo.
  • Velocidad de Funcionamiento.
  • Presión o Carga.
  • Resistencia a la Humedad.

 

Temperatura de trabajo:

La temperatura de trabajo es el primer parámetro a determinar a la hora de escoger un lubricante adecuado. En el acaso de los aceites , el parámetro mas importante es el denominado "Índice de Viscosidad" que determina que viscosidad tendrá el aceite a la temperatura de servicio, o sea aquella a la cual funcione el mecanismo. En el caso de las grasas, lo que se debe tener en cuanta es el "Punto de Goteo", que es la temperatura a la cual la grasa se licua y deja de ser lubricante. Como norma de seguridad, nunca se debe usar una grasa mas allá de 30ºC menos que su punto de goteo, esto quiere decir que si una grasa tiene un punto de goteo de 150ºC no pude usarse mas allá de los 120ºC . Existe en esto una salvedad, y son las llamadas grasas "Sin Punto de Goteo", en realidad se trata de productos fabricados en base a un gel o espesante que impide que la grasa escurra aún a máximas temperaturas, si bien son indicadas como lubricantes cuando no existen otros para poder colocarse en el mecanismo, se debe tener especial cuidado en relubricar en forma constante, dado que estos productos se "secan" con mucha facilidad, dando lugar a la formación de productos carbonosos de alto poder destructivo para los equipos.

Velocidad:

El conocimiento de la velocidad de giro es altamente necesaria a la hora de determinar el tipo de lubricante adecuado. Por ejemplo en caso de requerir una lubricación por grasa y dado que la misma es una mezcla entre jabones (o espesantes), un aceite de base y varios aditivos, a medida que la velocidad del mecanismo a lubricar sea mayor, la viscosidad del aceite con el cual fue fabricada la grasa debe ser menor. Si esto no sucede se producen calentamientos excesivos de los mecanismos y una importante reducción de la vida útil de los mismos.

 

Carga o Presión:

La necesidad de formar una película que impida el contacto entre las partes lubricadas, requiere de los lubricantes una alta resistencia a las cargas, tanto estáticas como dinámicas, la mayoría de los aceites y grasas tiene incorporados dentro de su formulación aditivos del tipo Extrema Presión, pero estos a veces no tiene la suficiente resistencia como para soportar cargas extremas. Se requiere entonces de aditivos sólidos, que incorporados al lubricante en forma coloidal (una suspensión que no precipite) puedan mantener una separación entre las piezas aún en los momentos de muy alta presión. Este es el caso de los aceites ALUMET LINEA AT y de las grasas ALUMET G-2 y ALUMET BDC-25.

 

Resistencia a la Humedad:

Si el mecanismo a lubricar va a estar expuesto a condiciones de alta humedad, salpicado o trabajo sumergido, se debe optar por lubricantes (preferentemente grasas) que formen sellos mecánicos en los sistemas a lubricar. Dentro de nuestra línea encontrará que las grasas ALUMET HYDRO- GREASE y ALUMET HR-272 cumplen a la perfección con este requerimiento.

Recuerde consultar a nuestro departamento técnico para la elección de un lubricante adecuado a sus necesidades.

Nuevos Productos

Nuevos Productos

...

Leer más

Cursos y Seminarios

Cursos y Seminarios

...

Leer más